La ardua reconversión industrial china | Internacional | EL PAÍS Móvil

Los alrededores de la ciudad china de Qianan, a unos 200 kilómetros al este de Pekín, parecen a ratos el Mordor de El Señor de los Anillos. Chimenea tras chimenea humeante de las fábricas de acero, la principal fuente de ingresos de la región de Tangshan, el aire se tiñe de marrón y gris. Estas plantas producen más acero que todo EE UU junto, y en los años en los que China crecía por encima del 10% trajeron una prosperidad sin precedentes a la zona. Pero la debilidad económica ha cambiado las tornas.

http://elpais.com/m/internacional/2016/02/26/actualidad/1456499438_754814.html